jueves, 13 de marzo de 2014

Banco para fregar el suelo y plantillas de Lucía

Cuando compramos la casa encontré en la bodega un banco de lavar en el río (pensé yo) pero sin la parte de meter en el agua. Pero mirándolo bien observé que estaba rematado y no había tenido nunca esa parte. Pregunté a personas mayores y me dijeron que era para fregar el suelo porque hace muchos años el suelo ¡se fregaba de rodillas!.
Ponían dentro un mullido y con él ni le dolían las rodillas ni se mojaban ni se manchaban.
Os lo enseño.


No estaba en este estado, aquí ya estaba un poco arreglado, cuando lo encontré  no le hice fotos porque no tenía ni blog, ni cámara digital....
El banco tenía carcoma, le faltaban trozos de madera y la que tenía estaba bastante blanda, así que le maté la carcoma, le puse endurecedor en algunas partes y rellené con masilla. Luego le dí un poco de tinte pero como era de pino me quedó este color tan rojizo y así estuvo unos años de estante en el aseo del patio pero cuando arregle un armarito para poner en su lugar pensé que era hora de tunearlo y cambiarle su uso.
Decidí que necesitaba un estante en la cocina para poner la sal y las especias....
Lo pinté de blanco y le hice unos estarcidos con una plantilla que Lucía de Momentos Vintage me regaló en un sorteo (gracias Lucía).
Mirad que plantillas tan bonitas me llegaron:




Y este es el resultado:







Tengo pensado colgarlo en la cocina y utilizarlo como especiero.
Una pregunta, como es muy rústico  ¿le haríais un decapado?. Me encantará leer vuestras sugerencias.