domingo, 16 de febrero de 2014

Mesillas de formica

Mi marido y yo estamos trabajando en el desván. Aunque el tejado estaba aislado, no era suficiente y en verano el calor se colaba al piso y las maderas del techo se separaban.
Decidimos aislarlo mejor por dentro con lana de roca y paneles y suelos de tarima flotante en color claro dejando las vigas oscuras a la vista. Aún no está acabado por lo que no os lo voy a enseñar ahora, prometo hacerlo más adelante.
Ahora, a lo que voy. Teníamos una cama niquelada que no sabíamos qué hacer con ella y decidimos que la montaríamos en el desván puesto que la luz (tenemos tres ventanas de techo que dejan pasar la luz al piso de abajo) no le hace daño. Además necesitaríamos dos mesillas. Mis primos me regalaron una de formica y en una tienda de segunda mano de Vigo compramos otra por 5 euros.
Una de las mesillas tenía esta pinta, la luz le había "comido" el color ( me olvidé de hacerle fotos a la otra).




Una buena lijada, una mano de selladora de color blanco y luego el color.
Decidí que las pintaría  de color turquesa con una pintura que me había sobrado de arreglar el armarito del aseo del patio. Le dí una mano de pintura y observé que el color era un poco "chillón", así que en la segunda mano decidí arreglarlo un poco. Le mezclé un poco de pintura negra porque me gustaría que el azul tirase a gris. y este es el resultado.


¿Veis la diferencia entre los dos colores?.


Conservé los tiradores pero los limpié con lana de acero y el cambio es importante.

Las mesillas no son iguales pero el resultado me gusta.
Las fotos tuve que hacerlas en el desván porque fuera llovía y llovía y llovía..... y las puse delante de la cama porque había más luz.



Detrás podéis ver un poco la cama. Ya os enseñaré todo cuando esté acabado.


¿Os gustan?
Me encanta leer vuestros comentarios y consejos.