domingo, 19 de octubre de 2014

Tags y otras cositas

Desde el blog AMOR POR LO VINTAGE  me ha llegado esta invitación.


  


 Debo hacer las contestaciones a mano.


  

Y ahí van.






Desde el blog EN UNA TARDE IMAGINATIVA me ha llegado el reto







1-Mostrar el blog que me ha invitado.En Una Tarde Imaginativa
2-Sugerir una película, una comida preferida, una música, una serie y un libro.
Película: No tengo ninguna.
Comida: La empanada
Música: Café Quijano
Serie: Me gustan La casa de mis sueños, Vender para comprar, Recién hipotecados.... todos los programas de reformas, si pueden entrar en la modalidad de series.
Libro: Ahora mismo estoy leyendo El tiempo entre costuras.
3-Proponer otras dos sugerencias diferentes al apartado 2.
Paisaje: Riveira Sacra.
Fiesta: Arde Lucus

4-Invitar a 10 blogs para este tag.
Esto ya es más complicado:

- DORCAS - ANA - MANUALIDADES.
- BENDITA CHATARRA.
- LEO IN DE SKY.
- EL RINCÓN DE ROBLEDO.
- ALICIA Y SU CAMBALACHE.
- CASA MAIRIM.
- CREA VINTAGE.
- DECORANDO Y RENOVANDO.
- EL DESVÁN DE LOS TRASTUCOS.
- XANELA CHIC.

Ahora os voy a enseñar un cambio que hice. El reloj con los dados no acababa de gustarme... Le quité los dados y, como no encontré algo que me gustara, simplemente, le pinté las plaquitas de negro.




Así me gusta más.

Lorena de AMOR POR LA DECORACIÓN dijo que quería ver mi cafetera azul de metal esmaltado. Además de la cafetera tengo muchas cosas de este material, de todas ellas destaco la sopera.



¡Feliz semana a todas y todos!









lunes, 6 de octubre de 2014

Zócalo con baldosas hidráulicas

Las paredes exteriores de mi casa son de piedra ("coio" como decimos en mi tierra) hasta una altura de aproximadamente de 1, 70 metros y de tierra o adobe hasta el tejado.
En el bajo hay pocas divisiones, una separando el portal de la sala, que es de "barrotillo" con relleno de paja y tierra, y la otra, separando la cocina del comedor, que es de ladrillos.
Es con la pared del comedor con la que teníamos problemas de humedad. Al arrancar en el suelo, la humedad subía por la pared y la pintura se caía.
Pensamos en poner un zócalo pero ¿de qué material?. La piedra para adosar no podría ser para no mezclar dos clases de piedra en el mismo hueco.
Me encanta la baldosa hidráulica y quería ponerla en el suelo del baño verde (el de la entrada anterior) pero su precio sobrepasaba mi presupuesto.
Ahora los precios de estas baldosas hidráulicas, réplicas de las antiguas , han bajado y mucho. Pensamos que como no habíamos podido ponerlas en el cuarto de baño, quedarían perfectas en el zócalo.
Mi marido primero picó el enlucido, luego con masa-cola fue colocando las baldosas.




Ahora tenemos que retocar la pintura.



¿Qué os parece el resultado?. ¿Os gusta este tipo de baldosas?
¡Feliz Semana!

jueves, 25 de septiembre de 2014

Baño verde

Llamamos "baño verde" al cuarto de baño pintado de este color y para distinguirlo del otro baño pintado de rosa al que llamamos "baño rosa" (no tenemos mucha imaginación y no nos liamos con los nombres), pero esta es otra historia...
Este baño verde está situado en un extremo de la  galería, como la mayoría de los baños de las casas de Galicia de más de un siglo de vida.
Cuando compramos la casa, el baño era de los años sesenta y no estaba en mal estado (no tengo fotos), el suelo era de terrazo, los azulejos blancos (muy parecidos a los que hay ahora) y tenía bañera. En un principio pensamos dejarlo como estaba pero una vez arreglada toda la casa, el baño perdía en la comparación.
Quitamos la bañera y pusimos una ducha. Pusimos azulejos nuevos iguales a los que quitamos pero le añadimos una hilera en color negro como remate. En el suelo, una plaqueta en damero blanco y negro muy de los años sesenta pues queríamos conservar este estilo.
Este es el resultado.




Desde la ventana podemos ver el patio, el porche...


La puerta es la original.




El asiento es una reproducción de los de la época y es muy útil pues dentro guardo el secador del pelo.



¿Os ha gustado?
¡FELIZ FIN DE SEMANA!

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Reloj de hierro

En una de mis visitas al mercadillo dominguero de mi ciudad, encontré este reloj de hierro, muy oxidado y con  la maquinaria rota. 
No es antiguo, ni mucho menos, pero tiene un aire retro que me gustó mucho y tenía muy buen precio.







Lo quería poner en el cuarto de baño "verde" (tengo otro al que llamo rosa) en una pared enfrentada a esta otra que tiene un espejo retro (que ya enseñé en otra entrada).

Una vez limpio con un cepillo pasé a pintarlo con pintura en spray de color dorado. Pensaba envejecerlo un poco con betún de judea o cera oscura pero me gustó el resultado dorado impoluto y si lo envejecía, creí que perdería ese aire de los años setenta.

El problema se presentó en la numeración. Las plaquitas en las que van los números son muy estrechas y los números que encontré en una relojería no cabían y el seis quedaría totalmente al revés y parecería un nueve. Los números romanos tampoco cabían (sobre todo el VIII).....No encontré una buena solución pero, como tenía muchas ganas de colgarlo, me decanté por ponerle unos dados, jejeje. Es una solución simpática y los reemplazaré cuando encuentre algo que me verdaderamente me guste. Se aceptan ideas.



En la próxima entrada os mostraré el espejo colocado en su lugar.



martes, 2 de septiembre de 2014

Silla con asiento de cuerda


Tenía una silla en el desván a la espera de tuneo. Ya estaba limpia y tratada contra la carcoma. La pinté de blanco (mi color favorito en decoración) porque no sabía donde la iba a colocar y blanca no desentonaría en ningún sitio.
Una vez pintada llegó el momento del asiento y nos encontramos (mi marido y yo) en que tenía los lados a distintos niveles, dos a dos. Comprendimos que el asiento original de la silla era un trenzado de cuerda.
No sabíamos como podíamos hacer para tapizarla y mi marido se animó a hacer el asiento lo más parecido al original.
Compré una cuerda (ahora me parece un poco tosca para sentarse, sobre todo, con esos pantaloncitos tan cortos que llevan ahora las niñas...) y este es el resultado.



También podréis ver que la silla tenía unas maderitas tapando el borde de la silla (creemos que serían para que la cuerda no se rompiera con el uso) pero nosotros decidimos dejarla así. Tapé los agujeros con masilla y los pinté de blanco.



Claro que ahora el color no me parece el adecuado. Como el asiento es claro me habría gustado un color mas oscuro (azul oscuro, por ejemplo).
Si ahora le cambio el color o bien habría partes en las que la cuerda se mancharía con la nueva pintura o habría partes que quedarían sin pintar, por lo que decidí darle unos toques en gris con el pincel casi seco para oscurecerla y un decapado para envejercerla más.
Y este es el resultado final.



La he colocado al final del pasillo.


¿Os gusta?. Me gustaría saber vuestra opinión.

domingo, 24 de agosto de 2014

Silla para el desván



El verano pasado aislamos el desván y este verano lo hemos notado (también ayudó que no hiciese mucho calor).
Me animé a amueblarlo y utilicé muebles y elementos a los que no le afectase la luz, pues tenemos tres ventanas de tejado que, a través de planchas de policarbonato instaladas en el suelo del desván, dejan pasar la luz al piso inferior. También utilicé muebles que, por su estado o valor, no me importase que se estropearan, como es el caso de esta silla.
No tengo el antes pues hace mucho tiempo la limpié, traté contra la carcoma y, envuelta en un plástico esperó, esperó y esperó turno.
Una vez pintada en un color turquesa tirando a gris que me sobró de pintar las mesillas de noche, pasé a tapizarla. El asiento tenía una especie de cartón con un dibujo repujado, pero este ya no existía. Mi marido (el carpintero del dúo) hizo el asiento de un trozo  de puerta vieja y yo la tapicé con una tela que le había sobrado de una falda a mi madre.
Total 0 euros y este es el resultado.

 




Ahora os voy a enseñar un poco como va quedando el conjunto. Pusimos una cama niquelada, las dos mesitas de formica que había pintado, unos quinqués que eran de mi tía Pituca, un cojín hecho con trapillo (mi primera y única manualidad hecha con este material)...




Mi colección de garrafones o damajuanas.

Un par de sillas que había ya en la casa.


Otras dos sillas que pinté de blanco con una mesa camilla que era de mi madre.


Incluso, la pantalla de la lámpara es un tuneo de una vieja con trozos de un muestrario de papeles de empapelar paredes.




 

Una silla-escalera para acceder a la ventana del tejado.




Quedan otros rincones que ya os mostraré más adelante, cuando los tenga preparados. Saludos a todos y todas y feliz última semana del mes de agosto.

domingo, 17 de agosto de 2014

Maceteros hechos con una cuba de vino.

 
Mi marido hizo estos maceteros a partir de una cuba de vino.
La deshizo, limpió todas las maderas, le puso los aros una vez limpios. Le dio varias manos de protector de madera con un poco de color nogal y con madera antigua (que guardamos de la  rehabilitación de la casa)
¡le hizo estas patas!!!!

 
Unas asas hechas con una cuerda ....
El lugar definitivo será el porche de la casa de mis padres.


Aquí están, esperando por unas bonitas plantas.


¿Os gustan?