martes, 2 de septiembre de 2014

Silla con asiento de cuerda


Tenía una silla en el desván a la espera de tuneo. Ya estaba limpia y tratada contra la carcoma. La pinté de blanco (mi color favorito en decoración) porque no sabía donde la iba a colocar y blanca no desentonaría en ningún sitio.
Una vez pintada llegó el momento del asiento y nos encontramos (mi marido y yo) en que tenía los lados a distintos niveles, dos a dos. Comprendimos que el asiento original de la silla era un trenzado de cuerda.
No sabíamos como podíamos hacer para tapizarla y nos animamos a hacer el asiento lo más parecido al original.
Compré una cuerda (ahora me parece un poco tosca para sentarse, sobre todo, con esos pantaloncitos tan cortos que llevan ahora las niñas...) y este es el resultado.



También podréis ver que la silla tenía unas maderitas tapando el borde de la silla (creemos que serían para que la cuerda no se rompiera con el uso) pero nosotros decidimos dejarla así. Tapé los agujeros con masilla y los pinté de blanco.



Claro que ahora el color no me parece el adecuado. Como el asiento es claro me habría gustado un color mas oscuro (azul oscuro, por ejemplo).
Si ahora le cambio el color o bien habría partes en las que la cuerda se mancharía con la nueva pintura o habría partes que quedarían sin pintar, por lo que decidí darle unos toques en gris con el pincel casi seco para oscurecerla y un decapado para envejercerla más.
Y este es el resultado final.



La he colocado al final del pasillo.


¿Os gusta?. Me gustaría saber vuestra opinión.

domingo, 24 de agosto de 2014

Silla para el desván



El verano pasado aislamos el desván y este verano lo hemos notado (también ayudó que no hiciese mucho calor).
Me animé a amueblarlo y utilicé muebles y elementos a los que no le afectase la luz, pues tenemos tres ventanas de tejado que, a través de planchas de policarbonato instaladas en el suelo del desván, dejan pasar la luz al piso inferior. También utilicé muebles que, por su estado o valor, no me importase que se estropearan, como es el caso de esta silla.
No tengo el antes pues hace mucho tiempo la limpié, traté contra la carcoma y, envuelta en un plástico esperó, esperó y esperó turno.
Una vez pintada en un color turquesa tirando a gris que me sobró de pintar las mesillas de noche, pasé a tapizarla. El asiento tenía una especie de cartón con un dibujo repujado, pero este ya no existía. Mi marido (el carpintero del dúo) hizo el asiento de un trozo  de puerta vieja y yo la tapicé con una tela que le había sobrado de una falda a mi madre.
Total 0 euros y este es el resultado.

 




Ahora os voy a enseñar un poco como va quedando el conjunto. Pusimos una cama niquelada, las dos mesitas de formica que había pintado, unos quinqués que eran de mi tía Pituca, un cojín hecho con trapillo (mi primera y única manualidad hecha con este material)...




Mi colección de garrafones o damajuanas.

Un par de sillas que había ya en la casa.


Otras dos sillas que pinté de blanco con una mesa camilla que era de mi madre.


Incluso, la pantalla de la lámpara es un tuneo de una vieja con trozos de un muestrario de papeles de empapelar paredes.




 

Una silla-escalera para acceder a la ventana del tejado.




Quedan otros rincones que ya os mostraré más adelante, cuando los tenga preparados. Saludos a todos y todas y feliz última semana del mes de agosto.

domingo, 17 de agosto de 2014

Maceteros hechos con una cuba de vino.

 
Mi marido hizo estos maceteros a partir de una cuba de vino.
La deshizo, limpió todas las maderas, le puso los aros una vez limpios. Le dio varias manos de protector de madera con un poco de color nogal y con madera antigua (que guardamos de la  rehabilitación de la casa)
¡le hizo estas patas!!!!

 
Unas asas hechas con una cuerda ....
El lugar definitivo será el porche de la casa de mis padres.


Aquí están, esperando por unas bonitas plantas.


¿Os gustan?

domingo, 3 de agosto de 2014

Otro pie de tarta

¡Se acabaron las vacaciones!, bueno, vacaciones relativas, estuvimos en Vigo en casa de mi hijo y le hice una limpieza a fondo, le preparaba todos los días el desayuno a las 7:00 horas, por la tarde noche le preparaba la comida para que llevase al trabajo al día siguiente... pero, aún así, nos quedó tiempo para darme unos bañitos en la playa, algún paseo y alguna que otra siesta.
Bueno, ahora que estoy de vuelta en casa, os cuento alguna cosa que hicimos antes de marchar y, por falta de tiempo, no pude enseñárosla. Sabéis que voy abriendo cajas que tenía guardadas y voy encontrando cosas. En la casa había tres pies de tarta de distintos tamaños. Como, antiguamente había sido una casa de comidas, pienso que se utilizaban para poner el queso al final de la comida como era costumbre en Galicia.
Este era su aspecto antes de mi tuneo.


Después de un lijado quedó así.



Una mano de imprimación (alguna bloguera me aconsejó utilizar pintura de tiza porque no hay que lijar, pero, en una ocasión que la tienda Bricoking  de Monforte cerró sus puertas para una reforma y liquidó un montón de artículos, compré muchos botes de imprimación y pinturas y ahora hay que acabarlos todos, toditos ) y dos manos de una pintura azul con un poquito de negro que ya utilicé en otras ocasiones...





Uno lo pinté de blanco y fue la primera vez que hice decoupage. Ahora el segundo lo pinté de un azul grisáceo precioso perooooo no sabía que al pegarle la servilleta esta cambiaría de color traspasando el color de abajo (luego me enteré, por  trabajos y excplicaciones de otras blogueras, que debajo de la servilleta es conveniente pintar de blanco, bueno, ¡otra vez será!, cada vez se aprende algo).
Esta es la servilleta que utilicé:



Como la servilleta me quedaba muy apagada, decidí hacerle un estarcido en color blanco para que lo alegrara un poco, y este es el resultado......



"A la tercera va la vencida", espero que en el tercero no cometa estos errores, ¡cometeré otros!
Sin entrar en detalles, creo que las dos han quedado bien y sigo aprendiendo. 


¿No os parece?

jueves, 10 de julio de 2014

COSAS QUE ENCONTRÉ EN EL DESVÁN

Cuando compramos la casa, lo hicimos con todo lo que tenía dentro. En ella había vivido una señora toda su vida y murió con ochenta y tantos así que os  podéis imaginar la cantidad de cosas que había en el desván.
Cuando arreglamos la casa (y empezamos por el desván), metí todo en cajas casi sin mirar lo que había.
Ahora, después de unos cuantos  años, comienzo a abrir las cajas que tengo guardadas y encuentro cosas que no tengo ni idea para qué sirven.
Os muestro algunas de ellas y si alguien sabe qué son o para qué sirven le agradecería me lo dijese aunque yo le daré el uso que se me ocurra.







Este artilugio está manchado creo que de sulfato.



Las tres patitas tienen rosca, son tornillos.
¡Qué cosas encontré en el desván!. Ahora tengo que pensar qué voy a hacer y en qué los voy a convertir.
Los dos primeros¿ no los veis como portavelas? Os agradezco vuestros consejos y comentarios. 
                                                            

miércoles, 2 de julio de 2014

¡SE ACABÓ EL MES DE JUNIO!

No os podéis imaginar el "trajín" que tuve este mes de junio, casi no he podido leer vuestros blogs y mucho menos comentar. Espero que, ahora, cuando el trabajo afloja, pueda continuar con mis "tuneos" y poder enseñar algo.
El mes de junio en el colegio es una locura, "un correr y no parar", notas, informes, memorias de proyectos, plazos que hay que cumplir, despedidas, celebraciones....
Además, este mes, en los fines de semana he tenido:
Graduación de mi hijo que ya ha acabado la carrera, ya es todo un INGENIERO DE TELECOMUNICACIONES.



La fiesta ARDE LUCUS. Desfile. Las fotos están hechas desde la muralla.





Acuñando moneda.






Haciendo la comida en la calle,


en el campamento...





y mucho que ver... (sobre todo de noche pero no llevé la cámara)





La jubilación de dos maestras muy queridas y excursión y convivencia de los compañeros de trabajo en la que visitamos: 


LA PLAYA DE LAS CATEDRALES,





LA FÁBRICA DE SARGADELOS (fábrica, casa del marqués y paseo de los enamorados),


VIVEIRO (vista desde la capilla de san Roque),


VISTA DE LA RÍA DE VIVEIRO DESDE LA HABITACIÓN DEL HOTEL (había unas escaleras para el acceso a la playa),


PORTO DO BARQUEIRO,


ESTACA DE BARES, hacia la izquierda el océano Atlántico y hacia la derecha el mar Cantábrico.


FARO DE ESTACA DE BARES,


Simpático el animalito ¿verdad?


ORTIQUEIRA (donde, dentro de poco, se hace un festival celta),


CABO ORTEGAL Y LOS TRES "AGUILLÓNS" (AGUIJONES).



La altura del acantilado es impresionante.


y por último SAN ANDRÉS DE TEIXIDO porque cuenta la leyenda que van de muertos los que no fueron de vivos, así yo ya no formaré parte de la Santa Compaña para ir allí.





¡Comprendéis ahora porque estuve un poco desaparecida? Besos para todas y todos y que tengáis un feliz verano.