domingo, 23 de junio de 2013

Las puertas de mi casa

Hoy os quiero enseñar las puertas de mi casa. Son las originales que tenía la casa cuando la compramos  y estoy orgullosa de ellas poque todas pasaron por nuestras manos para darle una nueva vida.
Os contaré la historia de cada una de ellas.
Esta es la puerta de salida al patio. Es de castaño, son dos tablones y tenía un color entre gris y azul de sulfato. La limpié y le di fondo protector Xiladecor incoloro. Fijaos en el tamaño de la llave que es la original. Este verano tendré que darle otra mano pues ya pasaron varios años desde la última. La parte de cristal es nueva.

 
Esta es la de entrada al piso. Son tres tablones de castaño y estaba pintada de rojo, gris, azulón y beige. Una vez decapada como aún le quedaban restos de pintura en las grietas nos sentamos mi marido y yo con un bisturí cada uno y a quitar pintura!!!!!!
La parte de atrás está labrada con hacha.
 

 
Esta puerta es la de un dormitorio (la cocina tiene otra exactamente igual). Ya estaba en la casa pero es una puerta reciclada de otro sitio pues es más pequeña que el hueco y le aumentaron un trozo. En la casa hay muchos materiales que creemos vinieron de un monasterio del que se vendió todo lo vendible después de la desamortización.
 
 
Esta puerta cerraba la casa por detrás, pero las casas crecen con los años o les salen granos por lo que ahora queda dentro de la casa y da acceso a la galería, al salón y a un baño.
Tiene dos paños y es gordísima, cuando se cierra es totalmente segura.
 

 
Incluso conservamos las puertas que comunican las habitaciones.
 

En la casa había tres dormitorios que se comunicaban entre si y con el pasillo. Conservamos esta distribución: en la que tiene un balcón a la calle instalamos nuestro dormitorio, la habitación contigua es ahora el vestidor y en la siguiente instalamos un baño.