martes, 21 de mayo de 2013

Colcha-cortina

Detalles de la cortina que, en realidad, es una colcha.
Había comprado unas cortinas a medida que me costaron un ojo de la cara, con borlas blancas.... y, como la obra aún no estaba acabada, pasaban los albañiles, pintores... La quité para que no la mancharan y en su lugar coloqué esta colcha con unas pinzas de Ikea mientras duraba la obra.
La casa ya está rehabilitada pero me gustó tanto la colcha que la dejé y cuando me canse de verla, pondré la cortina.