domingo, 22 de septiembre de 2013

Antes y después de una silla encontrada en un contenedor.

Esta silla la encontré en un contenedor. Me avisó mi prima Rosa que sabe  mi gusto por los trastos viejos.
Decidí que la arreglaría para regalársela a mi sobrina (por su cumpleaños) que  junto a Alberto acaban de estrenar  una casa en Orro (A Coruña) y tienen pocos muebles y poco presupuesto.



Mi marido decidió  que me iba a ayudar. Empezó quitando el tapizado, el relleno, las cinchas viejas ....., algunos tornillos para encolar. Total que la deshizo toda . Vi complicado que la volviese a componer pero ¡lo hizo!.
La pinte de blanco roto y comenzamos el trabajo de tapizar.



Las cinchas son nuevas pero los muelles son los antiguos y el relleno es el de crin que ya tenía.


El pretapizado es de un saco de café.



Y el tapizado final.



Hoy se la llevaron y creo que les gustó.