domingo, 13 de octubre de 2013

Manualidad de mi compañera y amiga Sara.

Esta entrada está dedicada a un trabajo que hizo Sara (amiga y compañera de trabajo). Me pareció tan bonito y fácil que la convencí para que me dejara enseñároslo.
Sara quería comprar una tapa para la caja de diferenciales de la luz (o contadores) que hay en las entradas de todas las casas. No encontraba nada que le gustara o eran muy caros y decidió tunear uno  que compró bastante normalito y sin encanto.
No tengo las fotos del antes pero creo que os hacéis una idea de como era,  tiene una puerta que por dentro tiene unos colgadores para las llaves.
Forró la puerta con una estopa de la más gruesa (reciclada de unas sábanas antiguas) y luego le pegó (con la pistola de silicona caliente) unas llaves antiguas que había limpiado con coca cola y luego encerado.




Las llaves pertenecen a viejas casas y bodegas de una aldea preciosa llamada Seceda perteneciente a las montañas del Caurel. Os dejo unas fotografías del sitio.







En invierno el lugar se cubre de nieve por lo que hay muchos caminos del pueblo que discurren por debajo de las casas.



Espero que os gustara el tapacontadores y el pueblo.