lunes, 22 de julio de 2013

Antes y despues de un platero

Como ya os he contado en otras ocasiones, los días 24 de cada mes hay feria en Monforte y suele venir una vendedora de trastos viejos, de segunda mano.... y casi siempre pico algo. En esta ocasión compré un platero. Fue un amor a primera vista, ya lo vi arreglado y colgado en mi cocina.



Limpieza, un poco de lija, una mano de imprimación y dos de pintura acrílica al agua.


Y ya colgado en la cocina.