viernes, 27 de mayo de 2016

Decoración de un dormitorio con muebles reciclados

Hoy os quiero enseñar el dormitorio que usamos cuando vamos a ver a nuestro hijo a Vigo
No queríamos gastar mucho dinero en comprar muebles por lo que decidimos utilizar mobiliario reciclado y comenzamos con el trabajo.
Comenzamos con una cama que nos regaló una amiga (Malena). Tenía un barniz negro, negro... pero no conservo la foto, ¡lo siento!.
Aquí la tenéis casi limpia y con cinta de carrocero para reservar el centro que tiene un dibujo que nos gusta.


Le dí varias manos de pintura al agua de color blanco, desgasté la pintura un poco, el centro lo barnicé y el cambio fue sorprendente.


Las mesillas las encontré en la basura. Les faltaba el sobre, algunas partes estaban pintadas en dorado y los cajones y parte de las puertas tenían un barniz muy oscuro.



Aquí están limpias y el fondo con una chapa nueva que le puso mi marido.


Varias manos de pintura blanca, un sobre que hizo mi marido con un tablón de madera de castaño que habíamos guardado del suelo de la casa, unos copetes que también hizo mi marido y...



También utilizamos esta silla recogida de la basura. En esta foto ya no tenía el tapizado viejo pero os contaré que ¡metía miedo!.


 Con ella, pintada de un color azul eléctrico y tapizada con una tela muy alegre,




completamos un dormitorio que casi nos salió regalado.




Le faltan unas cortinas y, ¡ya está!
Os comento un par de cosas que casi no se ven por ser la habitación tan pequeña. La cama tiene cabecero y pies y es de 1,20 pero a los largueros les pusimos un alza de manera que el somier queda al mismo nivel y el colchón, que es de 1,35, pasa por encima y sobresale un poquito. Este fue un arreglillo para aprovechar un colchón que ya teníamos.

Espero que os guste. Besos.